Patología del roncador y Apnea del sueño

Hágalo por usted y su familia, visítenos.

roncador_y_apnea

El ronquido puede provocar en el paciente serios problemas familiares, laborales y de autoestima. La incidencia del ronquido es mayor con la edad y su prevalencia es 3 veces mayor en hombres que en mujeres. Se postula que existe un desarrollo gradual desde el ronquido a la Apnea Obstructiva del Sueño.

El roncador suele ser un paciente con sobrepeso, sedentario y, muchas veces, con hábitos de consumo de tabaco.

El ronquido se produce al relajarse la musculatura del paladar y la lengua durante el sueño. Cuando estas estructuras se golpean entre ellas y vibran durante la respiración, generan el sonido que denominamos ronquido.

Específicamente, el roncar trastorna el patrón de sueño del paciente, de tal forma a que no logra descansar cuando duerme. Peor aún, aquellos que roncan tienen claramente una mayor tendencia a desarrollar hipertensión arterial a temprana edad que quienes no lo hacen, como consecuencia de su mayor actividad cardiovascular.

La forma más severa de ronquido se conoce como “Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño”, (SAHOS).

En estos casos, el ronquido se interrumpe durante lapsos de tiempo que se repiten intermitentemente y durante los cuales se deja de respirar. Este hecho en sí mismo ocasiona incrementos en la probabilidad de desarrollar infartos de miocardio o accidentes vasculares cerebrales

post_small